Abogados de Discriminación Racial

¿Puedo Demandar a mi Empleador por Discriminación Racial?

Nuestros abogados escuchan a diario sobre casos de discriminación racial en el ámbito laboral. Si su empleador es racista y le ha discriminado por su raza, color o etnia, puede demandarlo por discriminación racial. El grupo California Labor Law Employment Attorneys Group está aquí para asegurarse de que usted reciba la compensación que le corresponde cuando su empleador le ha discriminado por su raza.

Las leyes que se aplican hoy en día no permiten a un empleador centrarse en nada más que las cualificaciones y habilidades del empleado para realizar las funciones esenciales en un empleo. Sin embargo, como todos sabemos, cuando las leyes se ponen en práctica las personas a menudo son lentas en modificar su comportamiento, y en el tema de la raza, los estadounidenses se han quedado atrás durante siglos. Mientras que la mayoría de los empleadores sí respetan la ley y no discriminan a sus empleados por su raza, algunos aún mantienen sus prejuicios raciales y actúan en contra de los empleados. Todo esto es para exponer que la raza de una persona no debe influir en las decisiones que un empleador toma con respecto a su negocio. Este tipo de discriminación aplica a los candidatos también, por lo tanto, un empleador no puede escoger a un candidato blanco en lugar de uno latino solamente por su raza, por ejemplo. La discriminación racial es inexcusable en el ámbito laboral y usted puede demandar a su empleador o antiguo jefe si ha sido víctima de discriminación racial.

Los Estados Unidos tienen una historia muy oscura con respecto a las razas que aún impregna nuestra cultura hasta la actualidad (En el 2017). El Título VII de la Ley de Derechos Civiles de 1964 se convirtió en ley y ésta no permite a los empleadores discriminar empleados basándose en aspectos como la raza.
El grupo California Labor Law Employment Attorneys Group está aquí para hacer justicia por los empleados que sufren en sus ámbitos laborales, ya sea por discriminación, acoso, despido injustificado, o cualquier acción ilegal que los empleadores puedan realizar. Ayudamos a las personas que han sido discriminadas por su raza y respondemos preguntas con respecto a sus casos. Ejemplos de tales preguntas incluyen:

  • ¿Puedo demandar a mi empleador por discriminación racial?
  • ¿Puedo demandar a mi jefe por realizar comentarios racistas?
  • ¿Cómo puedo demandar a un empleador por discriminación racial?
  • Quiero al mejor abogado de discriminación racial para demandar a mi empleador por racismo. ¿Quién es el mejor abogado?
  • Si cree que su empleador le ha discriminado por su raza, tiene derecho de presentar una demanda en contra de éste. Éstas son algunas cosas que debe saber antes de seguir adelante.

    ¿Qué se Considera como Discriminación Racial?

    Incluso en el 2017, algunos empleados aún sufren de discriminación racial por parte de empleadores u otros empleados. Su empleador puede estarle discriminando si segrega a los empleados de cierta raza para determinados trabajos, tomando decisiones laborales basadas únicamente en el color de la piel de cada persona y los estereotipos establecidos de su raza, tratando a un empleado de manera distinta por mezclarse con personas de otra raza, o haciendo distinciones basadas en su color de piel. La discriminación racial está en contra de la ley y les da a los empleados que sufrieron de esto el derecho de presentar una demanda contra el empleador. A continuación, una lista de ejemplos de discriminación racial que están en contra de la Ley de Derechos Civiles de 1964:

    • Una compañía de ventas que rutinariamente solo envía empleados blancos para hacer ventas, mientras que la población latina está oculta en la parte de atrás, principalmente en puestos de reposición y almacenamiento;
    • Una firma de abogados que no promueve a un empleado blanco porque su cónyuge es iraní; Los principales miembros del gabinete de la firma a menudo llevan a sus esposas a cenas formales con clientes y temen que los clientes se sientan amenazados por una estadounidense del Medio Oriente.
    • Un empleador de una empresa de camiones que considera que los asiáticos son conductores terribles y no desea contratar conductores asiáticos porque cree que los conductores asiáticos serán una responsabilidad más grande que otros conductores.

    Según la Ley de Derechos Civiles, los empleadores y empleados no pueden acosar a nadie por su raza. Acosar a una persona debido a su raza es ilegal y puede dar a los empleados que han sido víctimas de bromas o comentarios racistas, el derecho de demandar a un empleador. Si el empleador o un empleado utiliza el racismo para bromear o amenazar a una persona por su raza, esto constituye acoso racial.

    Discriminación por Motivos de Raza

    Un empleado es víctima de discriminación racial cuando su trabajo se ve comprometido por el color de su piel o raza, y cuando el empleador de una empresa toma decisiones basadas en esa raza, o cuando crea/adopta políticas que favorecen o afectan de manera desproporcionada a los miembros de una determinada raza (o de varias razas). Las leyes federales y la mayoría de las leyes estatales prohíben el acto de discriminación racial en todas las facetas que tienen que ver con la política de las empresas, incluyendo la contratación, despido, promoción, capacitación laboral, compensación y disciplina. Hay dos tipos de discriminación que pueden afectar a las minorías: tratamiento desigual e impacto dispar.
    Cuando un empleador distingue intencionalmente tanto a los candidatos como a los empleados de una raza en particular, y los somete a un tratamiento menos favorable, se le conoce como discriminación de “trato desigual”. Cuando el empleador decide aplicar el mismo trato a todos, pero los efectos solo afectan a una raza, ya sea intencionalmente o no, se conoce como discriminación de “impacto dispar”.

    Discriminación por Trato Desigual: ¿Qué significa cuando un empleado cree que ha sido víctima de discriminación por trato desigual? Cuando un empleado afirma que ha sido tratado de manera diferente a otros compañeros de trabajo que se encontraban en una situación relativamente homogénea, debido a la raza de ese empleado, esto es un trato desigual. Por ejemplo, es posible que haya notado que su empleador solo requiere que las personas de cierto color se sometan a las pruebas de detección de drogas, o que solo ascienda a los empleados blancos, o que no permita que las personas con melanina en la piel interactúen con los clientes.

    Los empleadores que discriminan las características físicas asociadas con una raza en particular, como la textura del cabello, el color de la piel, los rasgos faciales, la altura, etc. han cometido una discriminación de trato desigual.

    Discriminación por Impacto Dispar: Hay casos en los que un empleado ha sido discriminado, pero no fue afectado directamente debido a su raza. Una denuncia por impacto dispar establece que la política neutral del empleador afecta desproporcionadamente a los miembros de una raza en particular. Por ejemplo, un requisito de altura mínima puede afectar de manera desproporcionada a los asiáticos y los latinos, la prohibición de contratar a cualquier persona con antecedentes penales puede afectar negativamente a los latinos y las personas de ascendencia africana, o incluso a una política de afeitado que puede afectar a los afroamericanos que podrían sufrir de pseudofoliculitis (una afección dolorosa de la piel causada por el afeitado frecuente). Si bien los empleadores pueden no tener motivos racistas, el hecho es que la política sigue afectando de manera desproporcionada a los miembros de cierta raza, por lo que cuenta como discriminación.

    El Acoso es Ilegal

    Hacer comentarios sobre la raza de una persona se considera acoso y es ilegal bajo la Ley de Derechos Civiles. A los empleadores y empleados no se les permite hacer que el lugar de trabajo sea un lugar intimidante, hostil u ofensivo: debe ser un espacio seguro para todos los trabajadores. El hecho de no proporcionar un lugar así le da al empleado el derecho de demandar.

    ¿Cómo Demuestro que Hubo Discriminación Racial?

    La forma más obvia de evidencia es la evidencia directa en la cual un empleador se criminaliza a sí mismo diciendo algo que está en contra de la ley. Dado que discriminar por raza es ilegal, todo lo que tenga que ver con la raza, en el sentido de que se distinga la raza de un empleado y se trate a las personas de manera diferente debido a este aspecto, se considera evidencia. Por ejemplo, si se sorprende al empleador diciendo o escribiendo algo como: “Mientras yo esté a cargo, nunca habrá una persona de color en un puesto directivo”, ese empleador ha violado la ley. No sucede con frecuencia, pero ocasionalmente un empleado tendrá evidencia directa de discriminación racial. Los demás empleados pueden haber escuchado a su empleador decir algo racista, por lo que hay testigos que pueden dar fe de ello.

    Sin embargo, algunos empleadores saben que decir algo así va en contra de la ley y, por lo tanto, se abstienen de hacer declaraciones directas sobre la raza. Actuarán con discreción cuando se trata de su racismo, pero a menudo dejan entrever rastros de sus prejuicios. Tomar medidas contra un empleador y demostrar que actuaron de manera racista no es tan fácil.

    Si no tiene pruebas directas contra su empleador, aún puede probar su caso de manera indirecta. Lo que significa que tiene que demostrar ante los tribunales que hay más probabilidad de que su empleador lo haya discriminado, a que no lo haya hecho. Esto se conoce como prima facie: lo que significa “a primera vista” en latín. Para probar su caso en prima facie, tiene que probar cuatro (4) cosas:

    • Que usted está calificado para su trabajo y lo está realizando suficientemente bien;
    • Que se le negó un beneficio laboral que está disponible o sujeto a una acción laboral consecuente para todos los demás en su posición;
    • Que usted pertenece a una clase protegida de personas;
    • Que la persona que recibió los beneficios por los que debería haber sido considerado pertenece a una raza diferente, o la compañía continúa buscando en el grupo de candidatos.

    Entonces, por ejemplo, digamos que a un empleado negro le fue negada una promoción y usted cree que se debió a su raza. Su Prima facie sería demostrar que era la persona más calificada para la promoción y aun así no la recibió, y la persona que sí la obtuvo era blanca o una clase de ciudadano no protegida.

    El empleador luego intentará cubrir sus intenciones diciendo que su decisión no tuvo nada que ver con la raza y que su decisión no fue discriminatoria. En el ejemplo mencionado anteriormente, el empleador puede declarar que fue su falta de habilidades/experiencia lo que evitó su promoción.

    Al final, depende de usted demostrar que fue discriminado. Nuevamente, utilizando el ejemplo anterior, puede probar que poseía mayor experiencia y que era la persona más calificada presentando sus evaluaciones de desempeño, las cuales claramente informan que tenía todo lo necesario para recibir los beneficios de la promoción.

    Asesoría Gratis y Garantía de Cero Honorarios

    Si cree que ha sido víctima de discriminación racial, comuníquese con el California Labor Law Employment Attorneys Group para asegurarse de que se haga justicia y de que reciba las compensaciones que le corresponden por derecho. Ofrecemos una asesoría gratuita y una garantía de cero honorarios. Nuestros abogados trabajan sobre una base de contingencia, lo que significa que nunca tendrá que pagar nada por adelantado. Nosotros cobraremos honorarios cuando le obtengamos su dinero. Si no le conseguimos su dinero, no tiene que pagarnos nada. Esto elimina cualquier riesgo financiero de su parte y nos lo transfiere a nosotros porque, si no ganamos: ¡Usted no paga! Contáctenos ahora.

    Client Testimonials

    FREE CONSULTATION

    FREE CONSULTATION

          Available 24/7            Immediate Response            Experienced Lawyers     

    Available 24/7 Immediate Response

    OVER $200 MILLION RECOVERED

    © 2019 - California Labor Law Employment Attorneys Group

    The information on this website is for general information purposes only. Nothing on this site should be taken as legal advice for any individual case or situation. This information is not intended to create, and receipt or viewing does not constitute, an attorney-client relationship.