Abogado especializado en casos de discriminación por discapacidad

Discriminación por una Discapacidad y acoso por Discapacidad

Cuando llega el momento de tomar decisiones comerciales, es de suma importancia que los empleadores no solo consideren los antecedentes profesionales del empleado o postulante, sino también la habilidad de realizar las funciones esenciales del trabajo que hacen o al cual se postulan. Lamentablemente, algunos empleadores no tienen la objetividad necesaria para ver a los empleados a través de sus habilidades, en lugar de de hacerlo a través de los prejuicios. Se basan en cosas como la raza, el género, la nacionalidad, la religión, la orientación sexual, la información genética y hasta en las discapacidades. Sin importar si estos prejuicios son maliciosos o no, intencionales o no, dejan al empleado en una posición delicada dentro del mercado laboral debido al efecto negativo que tiene la discriminación en la vida de una persona.

Es ilegal que los empleadores discrimen a sus empleados por características que son innatas a su ser. La discriminación ocurre cuando un empleador (o un colega) señala a uno o más empleados, y los trata de manera injusta o le da un tratamiento perjudicial en temas como el empleo, las promociones, los ceses, los beneficios, y otros términos y condiciones que son parte de sus trabajos.

El Acta de Americanos con Discapacidades (ADA) es una ley federal que fue escrita para proteger a los empleados de la discriminación por discapacidad en cada una de las facetas de los empleos de las personas, lo que incluye ser contratado o despedido, y todo lo que hay en el medio de esas dos situaciones. Esto aplica a los empleadores privados que tienen al menos 15 trabajadores. Los empleados que trabajan para empresas aún más pequeñas pueden encontrar la protección que necesitan en su Agencia de Prácticas de Empleo Justas (FEPA). A la FEPA de California se la llama Departamento de Igualdad en el Empleo y la Vivienda (DFEH). La definición que le da el ADA a la discriminación es amplia y engloba muchos de los problemas que un empleado puede tener y que no pueden ser utilizados para justificar un tratamiento injusto o una cesantía.

Si cree que ha sido víctima de discriminación por discapacidad, y ha recibido un tratamiento injusto o hasta ha sido despedido, tiene la oportunidad de presentar una demanda contra su empleador por discriminación por discapacidad. En California Labor Law Employment Attorneys Group, nos encontramos localizados en Los Ángeles, ayudamos a personas que han sido explotadas por sus empleadores. Los abogados especialistas en casos de discriminación por discapacidad de California Labor Law Employment Attorneys Group ayudan a las personas como usted todos los días y responden las preguntas que las personas hacen con relación a la discriminación por discapacidad para ayudarlos a obtener la compensación a la que tienen derecho. Los siguientes son algunos ejemplos de esas peguntas:

  • ¿Cómo se hace una demanda por discriminación por discapacidad?
  • ¿Lo pueden despedir por tener una discapacidad?
  • ¿Un empleador puede tomar una decisión de contratar a un empleado o no basándose en una discapacidad?
  • ¿Puede mi jefe discriminarme por una discapacidad que tengo?
  • Mi empleador me despidió por mi discapacidad. ¿Es un despido injustificado? ¿Puedo demandarlo?
  • Un empleador no me contrató por mi discapacidad. ¿Tiene el aval de las leyes para hacerlo?
  • ¿Qué es lo que un abogado especialista en discapacidad en Los Ángeles puede hacer por mí?
  • ¿Un abogado especializado en casos de discriminación por discapacidad puede obtener para mí una compensación por los daños?

Si usted desea contratar un abogado especializado en casos de discriminación por discapacidad en Los Ángeles, aquí le ofrecemos algunas cosas que debe conocer sobre la discriminación por discapacidad y cómo demandar de forma correcta a su empleador si cree que ha sido víctima de una discriminación por discapacidad.

¿Qué es “discapacidad” de acuerdo con ADA?

What can a work disability attorney in Los Angeles do for me El ADA tiene una definición amplia de la discapacidad para ayudar a la mayor cantidad de empleados a poder enfrentar la discriminación de sus empleadores. De acuerdo con el ADA, usted tiene una discapacidad si tiene un trastorno físico o mental que impide la actividad importante para la vida. Seguramente, se está preguntando qué es lo que se considera una “actividad importante para la vida”. Es aquella actividad que es esencial para las funciones corporales como un sistema inmunitario adecuado, una maduración celular normal y que los sistemas reproductivo, respiratorio, neurológico, digestivo y circulatorio sean sanos. Además, la habilidad de cuidarse a sí mismo de forma apropiada, caminar, escuchar, respirar, ver, hablar, y otras tareas manuales que son necesarias para la función humana también son consideradas actividades importantes para la vida.

El ADA también protege a los empleados de las discapacidades si tienen un registro o historial de discapacidad, por ejemplo, un antecedente de una enfermedad del corazón. No se le permite al empleador suponer que usted tiene una discapacidad y basar sus decisiones en esa suposición, sea verdadera o no. Por eso, si tiene una cojera que no le impide ejercer su habilidad de caminar, se considera discriminatorio si su empleador supone que usted no puede hacer un trabajo en el que haya que caminar, aún si hace esa suposición con una “buena intención”.
Si tiene la habilidad de realizar funciones esenciales de su trabajo, tenga o no una adaptación razonable, no tiene el derecho de cesar su contrato de trabajo debido a su discapacidad.

¿Qué es una función esencial del trabajo?

Las funciones esenciales del trabajo son los deberes fundamentales de una posición, y la persona que lo realiza debe poder hacer, y es en primer lugar, por lo que esencialmente ese trabajo existe. Mientras usted pueda completar las funciones laborales esenciales de su posición, su empleador no puede sancionarlo ni despedirlo. Si su discapacidad lo obstaculiza solo un poco, entonces su empleado debe brindarle una adaptación razonable. Si esa adaptación lo ayuda a realizar la función esencial de su trabajo, entonces debe ser instalada a menos que cause un perjuicio a su empleador.

¿Qué es una adaptación razonable?

El ADA solicita que los empleadores brinden una adaptación razonable si uno de sus empleados tiene una discapacidad. Para adaptar de manera razonable a un empleado, el empleador debe ofrecer la asistencia necesaria o hacer los cambios al trabajo que le permitan al empleado discapacitado hacer su trabajo, a pesar de tener una discapacidad. Por ejemplo, si un empleado ha perdido la capacidad de usar sus piernas, el empleador debe brindar una adaptación razonable para ese empleado. Para ese empleado, una adaptación razonable sería la instalación de una rampa, bajar la altura del escritorio, adaptar el baño, y otras cosas similares. Un empleado debe pedirle a su empleador la adaptación razonable si la necesita. Es importante resaltar que su empleador no tiene que brindarle un modelo determinado de lo que usted solicita. Por ejemplo, si un empleado pide una rampa de última generación, el empleador no tiene que comprarla, solo tiene que instalar una rampa simple (del punto de vista estructural). Sin embargo, hay excepciones a esta ley: el empleador no está obligado a hacer estas adaptaciones razonables si le causan un problema indebido. En general, las compañías más pequeñas sin recursos caen en esta categoría de excepción.

¿Qué sucede si tengo que interrumpir mi actividad para tratar mi enfermedad?

Puede suceder que los empleados tengan que tomarse un permiso para interrumpir su actividad laboral para tratar su discapacidad, y están en su derecho de hacerlo sin tener que preocuparse por su situación laboral. Si necesitan tomarse ese tiempo por una cirugía, un tratamiento contra el cáncer, o para recuperarse completamente de una lesión, lo pueden hacer. Las leyes federales y estatales les conceden a los empleados el derecho de tratar una enfermedad. El Acta de Ausencia Familiar y Médica (FMLA) le da al empleado hasta 12 semanas de ausencia sin salario para tratar su enfermedad. Observe que el FMLA solo aplica a los empleadores con 50 o más empleados, y usted debe cumplir con ciertos criterios para ser elegible para recibir la protección de la FMLA. El estado de California tiene el Acta de los Derechos Familiares que sigue muchas de las leyes federales ya en vigencia. Se le debe brindar al empleado hasta 12 semanas de ausencia sin salario, a no ser que se haya acordado otra cosa previamente, en el caso de que el empleador le de empleo a 50 o más personas, Las razones de la ausencia pueden ser por nacimiento, condiciones de salud propias del empleado y para cuidar un miembro de la familia con una condición de salud grave.

Cómo presentar una demanda judicial por discriminación por discapacidad

Usted no puede simplemente tirar una demanda en el escritorio de su empleador sin realizar los procedimientos apropiados. Le explicamos cómo presentar una demanda contra su empleador de forma apropiada si cree que ha sido víctima de discriminación por discapacidad.

Antes de que pueda demandar a su empleador por discriminación por su discapacidad, primero debe presentar un reclamo en una agencia de empleo del gobierno. Puede presentar su caso a nivel federal o estatal. La agencia federal a quien usted le presenta el caso es la Comisión para la Igualdad de Oportunidades para el Empleo (EEOC), que es la agencia que garantiza que los empleadores traten a sus empleados dentro de la ley y aplica el ADA. Si su estado tiene las mismas leyes en contra de la discriminación que la ley federal, puede presentar el reclamo en la agencia de empleo de su estado. La agencia gubernamental de empleo de California que hace cumplir las leyes contra la discriminación por discapacidad es el Acta de California para el Empleo y la Vivienda Justa (FEHA) de 1959, que protege a los empleados de la discriminación de todo tipo, lo que incluye las discapacidades, en Los Ángeles y en todas las ciudades de California.
Tanto la EEOC como el FEHA tienen un acuerdo de trabajo compartido. Esto significa que cuando usted presenta un reclamo en una de estas agencias, se envía una copia a la otra. Esto se llama reclamo doble y ayuda a evitar cargos duplicados y a proteger sus derechos bajo las leyes federales y estatales. Bajo la EEOC, si usted cree que ha sido víctima de discriminación tiene 180 días, desde el momento que recibió ese trato de discriminación, para presentar su caso. Si la discriminación está vigente, tiene 180 días desde el último día que recibió ese trato discriminatorio. Bajo el FEHA, esta fecha límite aumenta a 300 días calendario (corridos). Después que usted presenta el reclamo, la oficina investigará y determinará si usted tiene o no el derecho de demandar al empleador por discriminación. Entonces puede solicitar una carta de “derecho a demandar”, que es como una luz verde de las agencias que le da el poder de llevar a su empleador a la corte. Se recomienda solicitar esta carta solo cuando esté listo para presentar la demanda porque tiene una vigencia de (92) días desde el día que la recibe.
Usted también puede presentar su reclamo en persona en las oficinas de la EEOC o el FEHA, o hacerlo a través del correo. Si desea ir en persona, asegúrese de leer la política sobre las oficinas y el acceso de personas a ellas. Lleve cualquier documento que considere importante para probar su caso.

También puede enviar su caso a través del correo. Si desea enviarlo a través del correo postal, necesita incluir algunas cosas dentro del sobre:

  • Su nombre, dirección y número telefónico;
  • El nombre, dirección y número telefónico de su empleador;
  • Una descripción breve de los eventos que le hicieron creer que era víctima de una discriminación por discapacidad, y el tipo de discriminación que ocurrió.
  • La o las fechas en las que ocurrieron, y algún testigo;
  • El número de trabajadores que tiene la empresa;
  • Su firma, ya que la agencia gubernamental no puede dar curso a una investigación sin su firma.

Consulta gratis y tasa de garantía cero

Si cree que ha sido víctima de una discriminación por discapacidad, podría tener el derecho de presentar una demanda contra su empleador. Nosotros en California Labor Law Employment Attorneys Group, estamos para ayudarlo a obtener la compensación que merece por el desconocimiento de la ley. El abogado especializado en casos de discriminación por discapacidad que asignamos será el más calificado para ocuparse de su caso de discriminación. Le ofrecemos una consulta gratuita, lo que le permite entrevistarse con uno de nuestros abogados especialistas en discriminación de acuerdo a los lineamientos del ADA, y explicarle lo sucedido, sin ninguna obligación financiera para usted y la garantía de no tener que pagar ningún tipo de honorarios, lo que significa que no pagará nuestros servicios si perdemos el caso. Si ganamos, solo le cobraremos un porcentaje pequeño sobre la cantidad recaudada, a menos que los honorarios profesionales para el abogado estén incluidos en la compensación. Nuestras oficinas se encuentran en Los Ángeles, CA. ¡Llámenos hoy!

Client Review

“The people at California Labor Law where professional and and caring. They helped me in every way possible. They calling me periodically to see if there is any other need. Susanna and Desirae personally went over and above the services I ask for. Thank You! If you need a law firm I recommend California Labor Law and Employment Attorneys Group.”

Mary Withers
Client Review

Client Testimonials

FREE CONSULTATION

FREE CONSULTATION

      Available 24/7            Immediate Response            Experienced Lawyers     

Available 24/7 Immediate Response

OVER $200 MILLION RECOVERED

© 2019 - California Labor Law Employment Attorneys Group

The information on this website is for general information purposes only. Nothing on this site should be taken as legal advice for any individual case or situation. This information is not intended to create, and receipt or viewing does not constitute, an attorney-client relationship.